viernes, 21 de enero de 2022

Semana 3

Buenos días, continuando con el fraude de los móviles sobre el que nos ocupamos la pasada semana, en la que seleccionamos una noticia sobre fraude profesional.

Esta semana comentaremos otra noticia de fraude de móviles, pero de tipo no profesional, que por cierto es el más habitual.

En la noticia se afirma que el fraude al seguro de móviles alcanza el 80%, lo cual supone una cifra estratosférica. Este tipo de fraude es de muy difícil detección y además conlleva daños colaterales, como en los fraudes de siniestros provocados de automóviles suponen un riesgo para la seguridad vial y falsea las cifras verdaderas de víctimas de tráfico. En este caso este tipo fraude normalmente con un modus operandi en el que se denuncia un falso robo o atraco, cuando se trata de un hurto o incluso pérdida, alteran las cifras de delincuencia y criminalizan a sectores sociales y zonas demográficas.

En mi modesta opinión con la dificultad de detección y el alto porcentaje de fraude, sería más conveniente adecuar las primas del seguro y variar las condiciones, incluyendo pérdidas y hurtos en las coberturas de la póliza.

 Un saludo

Josu Martínez

---------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------- 

8 de cada 10 fraudes al seguro móvil son denuncias falsas de robo


Más del 80% de los casos de fraude detectados en las pólizas gestionadas por CPP Group Spain corresponden a la tipología de fraude indirecto, y en su mayoría a denuncias falsas de robo de terminales, interpuestas con el objetivo de recibir un nuevo terminal de sustitución.

Así lo revela en su estudio ‘El Fraude en el Seguro Móvil 2020’, que apunta a que los otros dos momentos más habituales en los que se registran prácticas fraudulentas son la contratación del seguro -falseando los datos facilitados- y la entrega del terminal supuestamente siniestrado.

El estudio establece dos tipos de fraudes: indirecto y directo. El primero es el abandono por parte del cliente de la continuidad de una incidencia declarada tras el inicio de las indagaciones, bien por no enviar la documentación requerida o bien porque el cliente decide anular la incidencia o cancelar la póliza sin completar las gestiones de la incidencia iniciada. El segundo es el detectado directamente y de forma activa durante las gestiones realizadas con el cliente, bien por evidencias apreciadas por los agentes y tramitadores de CPP o bien por los Cuerpos y Fuerzas de seguridad del Estado.

El estudio comparativo respecto a 2019 presenta un descenso del 47% en el número de los casos de fraude detectados por CPP Group Spain, cifras afectadas por la reducción de la movilidad y el parón en el consumo durante la pandemia

En cuanto al perfil de la persona que defrauda, se mantiene igual que en los estudios precedentes: menor de 30 años, sin distinción de sexo, que vive en ciudades de gran tamaño y es reincidente, cuyo fraude está asociado a terminales de alta gama. Por último, si atendemos al número de fraudes detectado por comunidades autónomas, Madrid concentra más del 50% de los casos registrados, seguida de Cantabria, Cataluña y Andalucía. El ranking lo cierran Asturias, Castilla-La Mancha y La Rioja, sin casos.

Según apunta Juan Gómez-Carrillo Alonso, responsable de Ventas y Producto de la compañía, “la amplia actividad fraudulenta demostrada por el estudio y la alta siniestralidad existente en el sector del Seguro de terminales móviles en comparación con otros ramos, invitan a la necesidad de una permanente alerta en la operativa y urgen a trabajar bajo el modelo de prevención y detección”.

viernes, 14 de enero de 2022

Semana 2

Buenos días, uno de los fraudes más habituales y recurrentes son los falsos robos de telefonía móvil. En una gran parte de los casos por asegurados que han perdido el móvil o han sido víctimas de un hurto que fingen un robo para que la aseguradora que cubre la póliza por robo del móvil se haga cargo de la indemnización.

Normalmente se trata de fraudes no profesionales, pero como vemos en la noticia que hemos seleccionado esta semana cada vez se dan más casos profesionales del fraude del móvil.

Como vemos en esta ocasión se trataba de un presunto fraude a gran escala para estafar a aseguradoras con falsos robos de móviles, que además como suele ocurrir con los falsos robos, el detenido obtenía un doble beneficio en cada estafa al vender realmente el supuesto móvil robado.

 

Un saludo

Josu Martínez

 ----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Detenido un individuo por defraudar 500.000 euros a una aseguradora de móviles


La Policía Nacional ha detenido en Alicante a un hombre que defraudó, según los datos recopilados hasta ahora en la investigación, 500.000 euros a una aseguradora de terminales telefónicos. Como gestor de líneas telefónicas para empresas dio de alta un total de 102 pólizas de seguro sobre teléfonos móviles a nombre de 34 empresas, suplantando en la creación y en el uso de las pólizas a múltiples personas y empresas para, posteriormente, recibir cientos de terminales telefónicos de manera ilegítima. Además de la cuantía económica del fraude se suman las numerosas suplantaciones de identidad y el beneficio obtenido por el detenido y sus colaboradores en la venta de teléfonos de alta gama

La investigación arrancó tras la denuncia interpuesta por una aseguradora que trabajaba con grandes compañías de telefonía, al percatarse de un fraude prolongado durante más de un año. La compañía aseguraba los terminales telefónicos, respondiendo ante los asegurados con la reposición de los teléfonos móviles que hayan sufrido algún tipo de daño que estuviera cubierto según lo estipulado en las cláusulas de la póliza de seguros. La aseguradora observó que en la zona de Alicante "parecía estar produciéndose un uso indebido de las pólizas de seguros, ya que observaron muchas solicitudes de reposición de teléfonos móviles. Las comprobaciones de la empresa dieron como resultado que las grabaciones de las llamadas para dar partes de siniestro al seguro parecían estar realizadas por la misma persona, al coincidir la voz en todas, haciéndose pasar por diferentes empresas y ciudadanos".

Mediante la investigación por parte de la Policía Nacional, los agentes comprobaron que entrega de los terminales se realizaba mediante empresas de mensajería, siendo los mensajeros quienes entregaban los terminales telefónicos nuevos y recogían los terminales dañados, firmando el albarán correspondiente la persona que los recogía. También se constató que las llamadas realizadas para informar de un dispositivo averiado se ejecutaban por la misma persona, un varón adulto, con acento español. Se estableció, en colaboración con la empresa denunciante, un dispositivo de rastreo de los paquetes para comprobar qué empresas se encargaban de la distribución, las direcciones donde se hacían entrega, las personas que los recepcionaban y, así, establecer la relación que pudieran tener con los mensajeros.

Después de varios meses de vigilancias y seguimientos, se consigue averiguar que todos los teléfonos son recepcionados fundamentalmente en tres direcciones diferentes, donde se firman los albaranes con hasta siete filiaciones distintas.

Finalmente, la Policía Nacional considera que el autor principal de los hechos, ya detenido, utilizando su empresa de gestión de líneas telefónicas dio de alta más de 100 pólizas de seguro a nombre 34 empresas, obteniendo un beneficio de la venta de cientos de teléfonos de alta gama. El perjuicio a la aseguradora denunciante ronda los 500.000 euros.

viernes, 7 de enero de 2022

Semana 1

Buenos días y feliz año, el pasado año ya anunciábamos del interés que suscitaban los avances que se empezaban a producir en el mundo del vehículo conectado. Este año trabajaremos este aspecto en la medida que vamos adquiriendo en nuestro despacho nuevos conocimientos en este apasionante campo que se abre para todos los profesionales de la pericia de seguros y del sector asegurador.

Y no podíamos encontrar noticia tan prometedora como la que hoy seleccionamos. Se trata de una sentencia que posiblemente acelere el campo de trabajo que se abre con la nueva normativa que entrará en vigor el 6 de Julio de este año, que exige a los fabricantes que comercialicen vehículos en la UE a instalar de serie dispositivos EDR, Registrador de Eventos de Datos (cajas negras), que permiten la grabación de datos sobre la conducción y los sistemas de seguridad del vehículo entre 5 y 10 segundos antes de un siniestro.

Hasta la fecha la UE fijaba a las autoridades como únicos autorizados para acceder a los sistemas EDR, pero esta sentencia abre la vía a que las aseguradoras también tengan acceso a dichos datos en caso de siniestro.

Por tanto, estaremos pendientes de ir informando las próximas semanas de los avances que se produzcan en este sentido, ya que esta situación puede ser un importantísimo avance, no solo en la reconstrucción de accidentes de tráfico, también en la lucha contra el fraude. Iremos explicando en qué tipos de fraude y que métodos utilizar.

Un saludo

Josu Martínez

-----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Una sentencia en Alemania permite a las aseguradoras acceder a la nueva caja negra

En el panorama de la industria del automóvil, 2022 será también el año de los asistentes de seguridad a la conducción. Y de entre las novedades destaca la ansiada caja negra. Objeto de discusión sobre la protección de datos, una sentencia en Alemania sienta jurisprudencia al permitir que los seguros puedan acceder a la información.

Fuente : Motor.es

Detalle de un EDR de grabación de datos en los coches

2022 es uno de los años más importantes en el área de la seguridad. En solo unos días, todos los modelos nuevos del mercado deberán de contar con el asistente inteligente de velocidad «ISA» y también con la caja negra que permitirá recopilar todos los eventos anteriores a un accidente de tráfico. Este dispositivo permitirá facilitar una reconstrucción más fiable de los eventos ocurridos, así como los posibles fallos en los diferentes sistemas.

El EDR, como se conoce al dispositivo de grabación de datos, será obligatorio desde el próximo 6 de julio de 2022. Sin embargo, no ha contentado a todo el mundo, pues el gran problema es quién tendrá acceso a esta información. La Unión Europea vela porque sean las autoridades los que únicamente tengan acceso, de manera que así no se violará la protección de datos. Pero la justicia alemana ha sentado jurisprudencia con una sentencia tan inédita como interesante. Y es que una parte principal en los accidentes de tráfico son las aseguradoras.


Los seguros tendrán acceso a los datos de la caja negra para evaluar con más precisión los accidentes

La obligación de informar al seguro permitirá acceder al EDR 

Estas ya avisaron de que la obstaculización a la hora obtener los datos en un siniestro puede ocasionar la pérdida de la cobertura del seguro, por lo que una de las partes implicadas podría verse desamparada. Blanco y en botella, quieren participar también en la información registrada. De hecho, el Tribunal Regional de Colonia, en su sentencia, señala que «los asegurados están obligados a aportar todo lo que sirva para aclarar las causas de un siniestro, en virtud de su obligación de informar». Y no hay problema porque, dado que el propietario del vehículo no sabe dónde se encuentra el «EDR», será un experto -o las autoridades como la DGT- los que faciliten la información.

Esta sentencia abre la puerta de par en par a las aseguradoras en toda Europa, y en relación a la información contenida en el EDR especialmente, dictada en una causa muy similar. Y es que un conductor alemán de una berlina de lujo sufrió un accidente golpeando los quitamiedos de una carretera al perder el control por el asfalto resbaladizo, cuando se le cayó un objeto en el área de los pies y trató de recogerlo.

 

La caja negra EDR en los coches nuevos llega en 2022, descubrimos sus detalles

 Dado que los asistentes de seguridad contienen una pequeña memoria de datos, su seguro trató de acceder a ellos, al tiempo que el conductor se negó tajantemente basándose en su privacidad. El juez entendió que no solo obstaculizó, sino que estas ayudas podrían haber evitado el accidente, por el que reclamaba 15.000 Euros de su seguro a todo riesgo, llegando a apuntar que el vehículo había sido vendido en Polonia por necesidad económica. Un cúmulo de obstáculos que supuso perder la protección.