jueves, 27 de octubre de 2022

Semana 43

Buenos días, precisamente en la misma jornada que mencionábamos la semana pasada organizada por ICEA, intervino mi colega y amigo, Alfonso Moyano, especialista en fraude informático al seguro, quien alertó de un problema derivado de la utilización de las últimas tecnologías, como es la videoperitación.

Alfonso se refería al desplome de los índices de detección de fraude, debido a la irrupción de la videoperitación, la cual facilita la realización de fraudes, ya que los asegurados tienen más posibilidad de mostrar lo que quieren y de ocultar lo que no quieren que se vea. La falta del perito presencial reduce en gran medida la detección del fraude.

Esta circunstancia puede, si no revertirse, por lo menos mitigarse mediante una adecuada formación de los peritos de seguros en detección de fraude en videoperitación.

Resulta muy evidente que hay que mejorar mucho en este aspecto, ya que la videoperitación es una realidad y es incuestionable que bien utilizada es una herramienta muy válida para mejorar procesos periciales.

 Un saludo

Josu Martínez

-----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

‘Lucha contra el fraude: falsedad documental & falso positivo’, organizada por ICEA.

La amenaza de la videoperitación






A pesar de estas estadísticas, que muestran la práctica del seguro español para frenar el fraude, Alfonso Moyano, ingeniero informático y perito de Apcas, ha alertado de que «se han desplomado los índices de detección de fraude». Y, según ha señalado, una de las causas es por la mayor presencia de la videoperitación, muy útil durante la pandemia pero que también puede suponer una amenaza. «Ahora el asegurado enseña lo que él quiere que los peritos veamos», ha argumentado.

A esto contribuye la transformación del sector, en el que las aseguradoras son cada vez más prestadoras de servicios. Ha precisado que, como las compañías compiten por ofrecer respuestas más rápidas a los asegurados, ya no van los peritos a verificar los siniestros, sino que el 90% de los incidentes son reconducidos a reparadores y talleres concertados. «Antes había peritos en todos los siniestros», ha recordado Alfonso Moyano.