viernes, 11 de marzo de 2022

Semana 10

Buenos días, volvemos a la carga con los fraudes profesionales que afectan al ramo de automóviles y daños corporales.
Hemos seleccionado esta noticia esta semana porque la considero que continua a la cabeza del top ten del ranking de tipos de fraudes actuales. Resulta conocido por todos los profesionales del sector, que este hecho no es más que la punta de un enorme iceberg.
Dentro de los fraudes de las lesiones de tráfico fingidas, tenemos dos variantes, la de los falsos siniestros y la de los siniestros provocados.
La noticia de hoy pertenece a la de los siniestros provocados.
A partir de ahí podemos sacar varias conclusiones, la primera es que el lugar preferido de los que buscan al “pardillo” de turno continúan siendo las rotondas.
Continúan siendo habituales que los estafadores de esta modalidad suelen buscar servicios de ambulancia conchabados.
Seguimos fijando la atención en la falta de objetividad de algunos profesionales médicos que diagnostican lesiones y de algunos sanitarios de la rehabilitación que realizan las sesiones de recuperación, incluso en algunos casos de la participación directa en el fraude. Se sigue sin investigar a los profesionales de la sanidad que participan en casos que posteriormente se demuestra son fraudes.

Un saludo

Josu Martínez

---------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------- 

Investigado un matrimonio de Vigo por provocar hasta 33 accidentes en rotondas para cobrar indemnizaciones

 

 Investigadores de la Policía Judicial de la Guardia Civil de Tráfico. - GUARDIA CIVIL

Fuente: europa press

La Guardia Civil investiga penalmente a un matrimonio de Vigo por un presunto delito de estafa, por provocar accidentes de circulación en rotondas con el fin de cobrar indemnizaciones de los seguros por los daños materiales y las lesiones.

Según ha informado el Instituto Armado, las investigaciones se iniciaron cuando una aseguradora denunció que, entre 2010 y 2020, este matrimonio le había reclamado daños de 13 siniestros, todos ellos ocurridos en rotondas o intersecciones de la ciudad de Vigo, con resultado de lesiones leves y daños materiales leves.

Los investigadores de la Policía Judicial de la Guardia Civil y del Subsector de Tráfico comprobaron que los fraudes se remontan al año 2000 y que este matrimonio había estado implicado en 33 accidentes. En algunos casos, llegaron a presentar hasta cuatro reclamaciones en distintas aseguradoras por el mismo siniestro.

En el marco de la Operación Rotativo, la Guardia Civil averiguó que el 'modus operandi' de los investigados era siempre el mismo: colisionaban lateralmente contra otro coche cuando circulaban a poca velocidad, lo que causaba daños materiales de escasa consideración y que, aparentemente, no justificaban las lesiones que decían padecer.

Horas más tarde, ambos utilizaban una ambulancia de la empresa de la que el marido era conductor eventual y, una vez en los servicios de urgencias, referían dolencias difíciles de diagnosticar y ambiguos, como dolores cervicales o esguinces, que los llevaban a realizar tratamientos de rehabilitación. Con las facturas de la ambulancia e informes médicos, solicitaban indemnizaciones a las aseguradoras.

En el último accidente, que motivó la denuncia de una de las aseguradoras, este matrimonio reclamaba más de 8.000 euros en daños materiales y lesiones corporales.

No hay comentarios:

Publicar un comentario