jueves, 25 de noviembre de 2021

Semana 47

Buenos días, ayer jueves se celebró, organizado por ICEA, un importante encuentro de los profesionales vinculados a la Lucha Contra el Fraude.

La jornada consistió en la aportación de datos estadísticos, donde una vez más, se constató que el perito de seguros es la principal fuente de detección de fraude. Tras lo cual se presentaron diversas ponencias en las cuales se evidenció que las nuevas tecnologías, BIG DATA e IA son herramientas que aportan gran valor en la aportación de indicios de fraude.

El colofón a la jornada lo puso la mesa redonda en la cual brillaron los ponentes, Carlos Plá, Antonio Guardiola y el responsable de investigación de tráfico de la Ertzantza quienes abordaron con valentía y claridad las cuestiones que les fueron planteadas. Quedando de manifiesto que las repercusiones penales de las estafas, en especial en grado de tentativa, teniendo una baja repercusión punitiva en los juzgados.

La labor de UNESPA en la adecuación de los ficheros antifraude, así como la investigación de delitos por parte de la Ertzantza fueron las aportaciones más relevantes por parte de estas organizaciones.

Como conclusión más destacable cabría mencionar la eficacia que se obtiene cuando actúan conjunta y coordinadamente los diferentes profesiones vinculados a la Lucha Contra el Fraude.

 

Un saludo

Josu Martínez

---------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------- 

Estos 3 elementos pueden potenciar la lucha contra el fraude en el seguro


Los datos año a año prueban que invertir en erradicar el fraude es positivo y, encima, rentable. Los expertos están convencidos de que el seguro está haciendo lo correcto y se nota. No obstante, hay 3 elementos que es necesario reforzar y los contamos a continuación.

El sector asegurador alberga dos jornadas sobre la lucha contra el fraude en los últimos años de manera regular. La que aporta los datos, aquella que organizan Unespa e ICEA, y presentan una estimación del fraude en el sector y, una segunda, que reflexiona sobre herramientas y formas de mejora, normalmente con la tecnología y hoy ya la gestión de los datos a través de Inteligencia Artificial, como protagonistas.

Ayer tuvo lugar en ICEA esta segunda donde la primera mesa redonda reflejó 3 elementos que el sector puede implementar y mejorar de esta manera la lucha contra el fraude, siempre sabiendo que nunca va a terminar por completo, como se dijo en dos ocasiones.

La primera de ellas la aportó el ertzaintza responsable de investigación de accidentes. Precisamente con este cuerpo es con el que Unespa ha firmado el último, que no primero puesto que fue la renovación, protocolo de colaboración en materia de fraude en 2018. Destacó que el anterior acuerdo se "había quedado desfasado" y lamentó que la llegada del Covid haya paralizado todas las opciones porque "nos hemos podido explotar tanto como hubiera sido deseable" este protocolo.

Destacó el bajo nivel de fraude en el País Vasco, pero despejó los aplausos al considerar que ha sido "básicamente no por nosotros". Destacó que el esfuerzo por detectar el fraude es las denuncias ha sido alto y apuntó que el intento de fraude en cuestiones como teléfonos se está haciendo bien, al igual que en materia de accidentes de tráfico por parte de las denuncias. Resaltó, y es el primer elemento del que hablábamos, que queda una labor pendiente entre el cuerpo policial y las compañías de seguros y la relación entre ambas partes. Reclamó el ertzaintza un mayor feedback entre todos y valorar un mecanismo para "haceros llegar a las compañías aseguradoras nuestras sensaciones" captadas en las denuncias o al atender un siniestro en carretera. Resaltó que se tratan en ocasiones de "meras sensaciones, pero no tenemos el conocimiento posterior sobre qué es lo que ha ocurrido, si ha habido una reclamación, daños, lesiones…".

Apuntó que entre 2017 y 2018 el cuerpo policial realizó varios atestados no solo contra conductores que aparentemente simulaban accidentes o falseaban información, también para combatir el "mundillo que potencia la generación del fraude". Algunas de estas denuncias todavía hoy están a la espera de juicio. Destacó que estas prácticas tuvieron éxito puesto que ahora lo han repetido con datos menores y apuntó que ellos pueden con agilidad trasladar la información e todos los accidentes a los que asisten.

Cambios legislativos

El siguiente elemento para poner acento en la lucha contra el fraude tiene que ver con la legislación. El abogado-socio de Xarxa Legatis y asesor jurídico de Apcas, Carlos Pla, reflexionó acerca del escaso reproche penal que tiene el fraude. Reclamó una tipificación propia en el Código Penal puesto que "implica una conducta deliberada" y una "maquinación, incluido el fraude procesos". Comentó que su pena es de máximo 6 meses de privación de libertad y la cuantía económica no supera los 10 euros diarios. Reflejo que estamos muy alejados del mundo anglosajón que sí lo considera un delito grave. Resaltó que la llegada del mundo digital ha provocado un crecimiento de estos actos puesto que falsificación digital se aprecia como más fácil que el papel.

Junto a esta cuestión se refirió también a la normativa sobre protección de datos y que expone el 3 elemento del que hablábamos: la colaboración.  Indicó que esta ley de 2018 es proactiva, con lo que no establece requisitos y "nos lleva a la colaboración entre entidades como un aspecto esencial".

Sobre este particular también hizo mención Antonio Guardiola, responsable de la Comisión Técnica del Seguro del Automóvil de Unespa. Aseguró que existe la necesidad de "contacto entre las compañías porque muchas veces los fraudes se cruzan" y se hace necesario "apostar por el esfuerzo colectivo". Añadió que la legislación permite la realización de ficheros sin consentimiento explícito, salvo en cuestiones de salud.

Los 3 elementos propuestos para mejorar la lucha contra el fraude corresponden a construir canales de información entre policía y aseguradoras, tipificar dentro del Código Penal el fraude y proyectar mayores puntos de encuentro entre compañías de seguros que posibilitan la colaboración entre todas las partes.

Nuevos modelos de fraude

Durante el encuentro, el gerente de la Unidad de Fraude de Santalucía, Israel García, destacó que el "fraude se ha adaptado de manera más ágil" y se ha notado en esta era digital con distintos canales, venta telefónica, uso de WhatsApp. Añadió que, en ocasiones, los usuarios creen que detrás de una computadora hay más seguridad.

Apunto que en estos momentos se registran intentos de fraude con mayor volumen en la contratación, la utilización de datos falsos, declaraciones inexactas para luego cometer el fraude con mayor rapidez y con la menor inversión posible. Apuntó que la Inteligencia Artificial puede contribuir a detectar patrones de estas personas.


Por su parte, Raúl Fernández, responsable en Iberia de Friss, resaltó que en ocasiones las compañías "quieren ir a lo último, sin saber en qué situación se encuentran". Por ello, recomendó que cualquier estrategia contra el fraude tiene que ir acompañado de un análisis sobre la situación actual. Además, señaló que una de los aspectos más importantes es la comunicación y lamentó que en ocasiones "los departamentos de fraude son un silo que les cuesta relacionarse con el resto".

Apuntó también la importancia de contar con tecnologías adecuadas para atajar el fraude desde el momento inicial, así como contar con ayuda externa porque la tecnología que desarrollan la propia empresa a veces se basa en "herramientas tediosas y faltas de agilidad".

No hay comentarios:

Publicar un comentario