jueves, 25 de febrero de 2021

Semana 8

Buenos días, esta semana nos centramos en el ramo de hogar, con una noticia que informa de un presunto intento de fraude, el detenido está investigado por quemar intencionadamente su vivienda.

No es la primera noticia de incendios provocados en viviendas que hemos publicado en este blog, lo que nos tiene que hacer pensar que, si hay asegurados capaces de provocar un incendio en domicilios ubicados en bloques de viviendas, con el peligro que ello conlleva, de que no serán capaces muchos otros con otro tipo de siniestros provocados o fingidos. Me consta de compañeros que han verificado siniestros fraudulentos consistentes en inundaciones provocadas de pisos para costearse a cuenta del seguro el cambio de la tarima. Este tipo de verificaciones requieren de peritos de seguros experimentados que sean capaces de comprobar los indicios necesarios para detectar el fraude.

 Un saludo

Josu Martínez

---------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------- 

El detenido por quemar su casa hizo el seguro dos meses antes

La Policía Científica halló al menos tres focos en el interior del piso incendiado

 Fuente: Diario de Jaén

 










EL 7 DE NOVIEMBRE. Los Bomberos tratan de ventilar el edificio incendiado en la calle Hornos Negros después de sofocar las llamas.

 

 El pasado 9 de septiembre, José M. V. hizo una póliza de seguro para el piso de la calle Hornos Negros en el que vivía de alquiler social. Aseguró el contenido de su casa en 18.000 euros. El 7 de noviembre, menos de dos meses después, el domicilio salió ardiendo y quedó prácticamente calcinado. Ese fue uno de los primeros indicios que llevó a la Policía Nacional a sospechar que el fuego había sido provocado con la única intención de cobrar una indemnización. De hecho, la compañía ya ha pagado a José M. V. más de 7.300 euros por los muebles, los electrodomésticos y otros objetos que dijo tener en su hogar. Tal y como adelantó Diario JAÉN, este vecino de la capital fue detenido el pasado viernes por prender fuego de forma intencionada para intentar timar al seguro. Como consecuencia de las llamas, resultaron heridas cinco personas, dos de ellas de cierta gravedad.

El incendio resultó sospechoso desde el primer minuto. El piso, situado en la entreplanta del edificio, estaba vacío cuando se detectó el fuego. José M. V. declaró a la Policía que había salido temprano para ir a trabajar, mientras que su esposa explicó que se marchó a la calle y que se quedó a desayunar en casa de unos familiares. Cuando les preguntaron por las posibles causas, ambos dijeron que pudieron haberse dejado encendido un brasero en el salón. Sin embargo, en una somera y primera inspección ocular, los agentes ya detectaron que esa estufa no tenía daños de consideración: “Era muy difícil que esa fuera la causa del fuego”, aseguran las fuentes consultadas.

El análisis posterior confirmó las sospechas. La Policía Científica detectó, al menos, tres focos en el interior del piso. Además, la combustión fue muy baja, “típica de los combustibles líquidos”. El examen posterior de los escombros puso al descubierto la posible utilización de sustancias acelerantes. Los especialistas de la Científica determinaron que el incendio había sido intencionado. A partir de ahí, la investigación pasó a la UDEV.

Los agentes analizaron las cuentas del matrimonio y vieron que la pareja atravesaba por ciertos problemas económicos. También les llamó la atención la fecha en la que contrataron la póliza de seguro y la importante cuantía cubierta. El indicio definitivo llegó con el análisis de los móviles. José M. V. contó a los agentes que estaba trabajando. Sin embargo, su teléfono lo sitúa en los alrededores de su domicilio a las diez y media de la mañana del 7 de noviembre, la hora a la que comenzó el fuego. Con esa batería de argumentos, la Policía procedió a la detención del hombre como presunto autor de un delito de daños por incendio y otro de estafa.

EL HOMBRE NIEGA TODOS LOS CARGOS

José M. V. se negó a declarar en la Comisaría. No obstante, ante la magistrada instructora, el detenido se declaró inocente y negó haber quemado de forma intencionada su casa para cobrar el seguro. El hombre sostiene que salió de su domicilio a primera hora de la mañana, que su mujer también se marchó y que debieron de dejarse encendido un brasero en el salón. No obstante, la Policía Científica halló tres focos de ignición.

No hay comentarios:

Publicar un comentario