jueves, 23 de enero de 2020

Semana 4


Buenos días, una vez más una noticia de un fraude interno aparece publicado este mes en los medios. En este caso un responsable de una aseguradora, conocedor de los mecanismos internos de la empresa, aprovechaba esta circunstancia para estafar a su empresa aseguradora más de un millón de euros entre los años 2010 y 2015. La cuantía que estafaba en cada caso, eludía los controles internos, los cuales durante dicho periodo no parecían muy exhaustivos cuando solo entre 2 empresas emiten facturas falsas 45 veces por importes que ascienden hasta el millón de euros. Quizás la llegada del bigdata a esta aseguradora haya permitido finalmente detectar el fraude. Los sistemas bigdata en las aseguradoras resultan fundamentales para la detección de fraudes de importes reducidos.



Un saludo.

Josu Martínez


------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------


Condenado un exempleado de Helvetia a cinco años de cárcel por estafar más de un millón a la compañía


La Audiencia de Sevilla obliga a este ex trabajador, junto a otro segundo acusado, cuya pena es de tres años y medio de prisión, a indemnizar a la aseguradora en la cantidad defraudada



Fuente : S.L. Sevilla

Un exjefe de departamento de Helvetia ha sido condenado a cinco años de cárcel por estafar más de un millón de euros a la compañía con la ayuda de un empresario que ha sido castigado a tres años y medio de prisión, mientras que entre ambos deberán pagar una indemnización idéntica a la cantidad sustraída.

En la sentencia, a la que ha tenido acceso Efe, la Sección Primera de la Audiencia Provincial de Sevilla impone cinco años de prisión a J.M.F.M., quien fuera jefe del departamento nacional de desarrollo de productos de asistencia familiar y decesos de la empresa en el momento de los hechos, por un delito continuado de falsedad en documento mercantil en concurso medial con otro de estafa.

En cuanto a P.P.M., que emitió 45 facturas falsas por servicios no prestados a la aseguradora, la pena es de tres años, seis meses y un día de cárcel por los mismos delitos.

Facturas por debajo de los 30.000 euros

La Sala también condena a ambos a abonar sendas multas de 3.000 euros y a pagar solidariamente una indemnización de 1.073.965.03 euros en concepto de responsabilidad civil, a lo que J.M.F.M. deberá añadir otros 16.516,50 euros.

El fallo, facilitado por el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA), absuelve a J.J.L.M., para quien la Fiscalía solicitaba tres años de cárcel por vender 700 tensiómetros a Helvetia que la aseguradora nunca recibió.

El tribunal considera probado que J.M.F.M., que podía autorizar el pago de facturas cuyo importe no superara los 30.000 euros sin que un superior lo supervisara, aprovechó su cargo y la confianza de su empresa y propuso a P.P.M. «que simulara facturas por servicios no realizados a Helvetia» por debajo de esa cuantía.

Este acusado era administrador único de las mercantiles Arbigest y Aseinco, dedicadas al cobro de deudas, y recibió «un importe variable de entre el 10 y el 21 por ciento» de cada factura «más el IVA».

Estas facturas, 32 emitidas por Arbigest y 13 por Aseinco, fueron autorizadas por J.M.F.M. y Helvetia las abonó en las cuentas corrientes de las referidas empresas entre octubre de 2010 y mayo de 2015.

Tras efectuar el reintegro descontando el porcentaje que le correspondía «conforme a lo pactado», P.P.M. «entregaba el resto» al otro acusado. Los dos encausados, para quienes la Fiscalía pedía seis años de cárcel, obtuvieron así un beneficio total de 1.073.965,03 euros.

Para el tribunal, «ambos actuaron conjuntamente coordinados», P.P.M. «expidiendo facturas sin prestar servicio alguno» y J.M.F.M. «controlando el procedimiento interno de pago en Helvetia» gracias a las atribuciones de su puesto.

Una defensa «sin pies ni cabeza

En cuanto a J.J.L. -absuelto por el tribunal-, como representante legal de otra sociedad emitió en mayo de 2015 una factura de 16.516 euros por la venta de tensiómetros a Helvetia, pero «no consta que fuese conocedor del plan urdido» por los otros acusados.

En el juicio, el exjefe de Helvetia reconoció los hechos, pero acusó a «la dirección de la empresa» de organizar la «trama» para abonar comisiones a una compañía internacional de supermercados «con el fin de mantener el contrato de exclusividad» con esta cadena, aunque la fiscal replicó que «esa teoría no tenía ni pies ni cabeza».

La Sala, en la sentencia, considera que esa versión quedó «totalmente desmentida» por sus superiores y destaca la «veracidad» del director de ventas de Helvetia, quien explicó que J.M.F.M. «tuvo la habilidad de distraer sólo el seis o el siete por ciento de un presupuesto de cinco millones durante cinco años», algo que tildó de «fácil».

No hay comentarios:

Publicar un comentario