viernes, 18 de enero de 2019

Semana 3


Buenos días, la tecnología big data cada vez permite obtener más datos y de forma más rápida a las empresas, el sector asegurador es un claro ejemplo de perfil empresarial que se beneficia de este avance tecnológico. Entre otros campos en los que se saca rendimiento es en la detección de fraude. Los diferentes programas informáticos creados específicamente para generar alertas por indicio de fraude permite aumentar los casos detectados, que como vemos en las noticias suponen importantes sumas económicas. En este caso la noticia que hoy seleccionamos cifra en 34.000 millones de dólares al año la cantidad defraudada en EEUU, importe que se queda corta comparada con otras fuentes como la Coalition Against Insurance Fraud, que ya elevaba la cifra hace años hasta los 80.000 millones. En España se calcula que solo en el ramo de automóviles el cifra ronda los 1.000 millones de euros al año. Los sistemas big data generan alertas de fraude que solo si son bien interpretadas y correctamente verificadas por profesionales cualificados, como tramitadores de siniestros especializados, peritos de seguros o detectives, se conseguirá concluir si existe un intento de fraude o es un caso real.

Un saludo.
Josu Martínez



------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------


DESTACAMOS: EL FRAUDE LE CUESTA AL SEGURO 34.000 MILLONES DE DÓLARES SOLO EN EEUU


El fraude es uno de los problemas más importantes para la industria del seguro, según la encuesta de FRISS Fraude en Seguros 2018


FRISS, proveedor mundial de Inteligencia Artificial en fraude y soluciones de riesgo para la industria de seguros generales, acaba de presentar la encuesta “Fraude en Seguros 2018”. El fraude de seguros es un problema global. En Estados Unidos solamente, las aseguradoras perdieron más de 34.000 millones de dólares en 2017 en siniestros de seguros fraudulentos. Es un problema global con un número creciente de soluciones tecnológicas. El análisis de Big Data y la colaboración a gran escala son clave para combatir el fraude de seguros, explica Marc Mulder, CCO de FRISS.
La industria de seguros se centra cada vez más en la prevención de fraude a través de sistemas innovadores y cuentan con el apoyo de proveedores especializados para lograrlo. La carga de detectar y reducir el fraude, por lo tanto, ya no recae en el asegurador individual.

Un mayor enfoque en la calidad de los datos 

La calidad de los datos de cada aseguradora es cada vez más importante. El 45% de las aseguradoras informa que la calidad de los datos de fraude recogidos presenta un desafío. En 2016, sólo el 30% de las aseguradoras lo consideraron un reto. Las principales razones detectadas indicaban que existía muy poca información o que la información era de mala calidad e interrumpía el proceso de análisis eficaz y fiable.
Existe una conciencia creciente en la industria respecto de que la información de calidad es esencial para mejorar la experiencia del cliente. Hacer uso de una buena calidad de los datos garantiza una aceptación y un procesamiento del siniestro sin demoras dando como resultado clientes más satisfechos. Estos datos deben estar disponibles y deben ser confiables de manera sistemática.

El intercambio de información entre las aseguradoras 

Los clientes de seguros en la actualidad tienen más posibilidades de solicitar cotizaciones y comprar seguros en línea. Es más fácil y más conveniente, y muchas aseguradoras están promoviendo activamente el uso en línea por sobre el tradicional teléfono o las visitas en la oficina. Al centrarse en las interacciones en línea, las aseguradoras priorizan el acceso inmediato a datos de calidad para tomar decisiones inteligentes respecto de a quién asegurar. El problema es que la mayoría de las aseguradoras no tiene acceso a suficiente información.
Las empresas tercerizadas pueden, en teoría, recabar datos públicos disponibles, así como datos compartidos por otras aseguradoras. Los datos compartidos incluyen información sobre siniestros falsos, talleres de reparaciones y profesionales de la salud no confiables, imágenes e información sobre bienes asegurados. Hace años, esto era prácticamente imposible. Solía pensarse que compartir datos era malo para la competencia; sin embargo, una tercera parte de las aseguradoras encuestadas ahora consideran que es una herramienta importante en la lucha contra el fraude. Recabar datos de fraude permite que las aseguradoras puedan detectar y prevenir el fraude más rápido y con más precisión siendo un beneficio para todas las aseguradoras con poco impacto competitivo.
Mientras que recabar datos de fraude es un activo increíblemente útil para las aseguradoras, las empresas deben asegurarse de que, al mismo tiempo, cumplen con las normas legales. Muchas empresas dicen que esto es un reto, especialmente con la introducción de la Normativa Europea General de Protección de Datos (GDPR).

Mantenerse actualizado

La mayoría de las aseguradoras ahora comprenden que la única manera de luchar eficazmente contra el fraude es mediante la aplicación de tecnologías avanzadas y en constante desarrollo. La detección de fraude digital es cada vez más eficaz, y las aseguradoras deben mantenerse actualizadas.
Hoy en día, más el 60% de las aseguradoras utilizan el software de detección automatizada de fraude para permitir la detección de fraude en tiempo real. Aquellos que lo hacen, disfrutan de ratios de siniestralidad más bajos, carteras más saludables e investigaciones de siniestros más eficientes. Mientras que 86% de las aseguradoras creen que sus sistemas actuales están actualizados, más de la mitad tienen dificultad para mantener su software. Comparten sus frustraciones al no son capaces de mantener sus departamentos de internos de TI o tienen otras prioridades. El 43% de los encuestados informan que tienen dificultad para integrar los datos y se ven afectados por muchos falsos positivos, lo cual conduce a retrasos en el procesamiento de siniestros. Relacionarse con las empresas especializadas en detección de fraude prácticamente elimina estos problemas.

Aún es necesario implementar mejoras

Se ha progresado mucho en el fraude en seguros y en la detección de riesgo en los últimos dos años, y las aseguradoras siguen creyendo que reducir el fraude es importante desde el punto de vista social y económico. Cuando se trata de luchar contra el fraude de manera integral en toda la empresa, el 30% todavía lucha por lograr el compromiso en todos los niveles de la organización. Mantener los datos constantemente actualizados con datos de calidad permite a las aseguradoras tomar buenas decisiones rápidamente. Mientras que el conocimiento de la industria está creciendo, todavía existen muchas oportunidades de mejora.




viernes, 11 de enero de 2019

Semana 2


Buenos días, una vez más hemos elegido el blog de Unespa de su campaña Estamos Seguros, para analizar un aspecto importante en la labor del perito de seguros, como es la especialización. La noticia explica cómo además de la valoración de los daños producidos en un siniestro, el perito de seguros tiene otras importantes funciones como es analizar las circunstancias que concurren en el siniestro, algo por otro lado lógico y necesario para realizar una correcta propuesta de indemnización, por tanto, no solo es importante realizar el denominado ajuste correcto en la valoración de los daños, el mencionado análisis de las circunstancias del caso, hace que dependiendo el tipo de siniestro se requiera amplios conocimientos técnicos. Se mencionan algunos de los diferentes tipos de siniestros que nos podemos encontrar como los incendios, los daños personales, antigüedades y obras de arte. Sin duda se trata de algunos ejemplos significativos, pero trasladable al resto de siniestros más frecuentes en daños en automóviles y diversos (IRD). En todos ellos es fundamental que el perito tenga actualizados los conocimientos necesarios para estar en condiciones de realizar un correcto y completo análisis del siniestro que permita también detectar los casos en los que exista un intento de fraude. Permitiendo de esta manera que el perito de seguros continúe, tal y como año tras año demuestran las estadísticas, siendo el principal medio de detección de los fraudes al seguro que se registran. Para ello como bien dice el final de la noticia, es fundamental que el perito de seguro esté formándose continuamente para poder mantener el ritmo.

Un saludo.
Josu Martínez


--------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------


Así trabajan los peritos especializados


Fuente: ESTAMOS SEGUROS. 19 NOV 18

Ya hemos hablado en este blog, en general, de la figura del perito y su importancia pero el tema no se agota ni de broma con esas referencias generales. Es verdad que el perito, como valorador del daño que debe reparar el asegurador, es una pieza fundamental en el funcionamiento del seguro, sin embargo, su importancia puede llegar a ser mucho más grande, especialmente cuanto mayor es su especialización.

La misión general del perito, valorar el daño, se despliega en miles, sino millones, de misiones particulares, de percances concretos, donde la valoración del daño requiere de conocimientos muy específicos. Uno de los elementos que se puede poner como ejemplo son los seguros que cubren antigüedades y obras de arte. Al contrario de lo que puedas pensar, el grueso de los percances a los que enfrenta el asegurador de arte no tiene que ver con los robos que salen en la televisión; tiene que ver con daños sufridos por las obras de arte, por ejemplo durante su traslado para una exposición. Valorar el daño en una obra de arte no es como valorar el daño en una estantería; hay que tener en cuenta el tipo de obra, si va a ser necesario llevar a cabo labores de restauración, la magnitud de dicho daño… El perito tiene que ser alguien con conocimientos muy precisos.
Otro entorno que ejemplifica muy bien la elevada profesionalización de los peritos es el relacionado con el daño corporal en accidentes de tráfico. No son pocas las ocasiones en las que, para poder objetivar dicho daño, se hace necesario realizar análisis muy complejos relacionados con la mecánica del accidente. El perito, en este caso, a partir de la información de que dispone, debe llegar a conclusiones sobre las fuerzas que, por ejemplo en un choque, actuaron sobre el cuerpo de la víctima, y en qué medida fueron susceptibles de generar los daños que se afirma sufrió.

Los peritos que valoran daño corporal en accidentes de tráfico necesitan amplios conocimientos en la mecánica del accidente

Otro gran grupo de peritajes altamente profesionalizados son los que afectan a los incendios que, como es fácil sospechar, en ocasiones son sucesos muy complejos en los que resulta asimismo complicado averiguar el origen o el carácter de fortuito o provocado, datos éstos que lógicamente son de gran importancia para la actuación del seguro. En otro tipo de siniestros influyen factores que generan la necesidad de hacer análisis o comprobaciones donde los conocimientos técnicos o científicos se hacen totalmente necesarios.

Los peritos necesitan formación continua para mantenerse al día de los cambios en el sector en el que están especializados

Los peritos, pues, realizan un importante esfuerzo de profesionalización para adquirir su profesión; un esfuerzo que, además, nunca se termina, porque el avance de las tecnologías, de los materiales, y de los propios riesgos, hace que, en realidad, un valorador como es el perito siempre tenga que estar formándose para mantener el ritmo.



viernes, 4 de enero de 2019

semana 1

Buenos días y feliz año nuevo ¡! Esta primera semana del año he seleccionado una noticia del pasado año, la cual informa que cuatro personas fueron detenidas acusadas de simular un siniestro de tráfico para estafar al seguro. El caso no tiene aparentemente nada de especial, se trata de un presunto montaje de un falso siniestro, como tantos otros que se producen diariamente en España, pero lo curioso es que lo que no debiera ser noticia se convierte en noticia, que no es otra cosa que los autores del presunto delito hayan sido detenidos. Desde el punto de vista del perito de seguros, el comentario técnico del caso es el estudio que a buen seguro realizó el perito de seguros que intervino y que pudo demostrar la incompatibilidad de los daños y dio paso a la correspondiente investigación policial. Este aspecto ha tomado especial relevancia en los últimos tiempos, ya que los informes biomecánicos son discutidos en muchos casos, no así los informes periciales sobre cuestiones técnicas, como morfología, intensidad, transferencia de pinturas, alturas, trayectorias, etc, aspectos en los que nos basamos para poder realizar un dictamen lo más justo y objetivo posible y por supuesto de forma argumentada y razonada. Esperemos más noticias de este tipo, sobre todo para esta modalidad de fraude al seguro cada vez más habitual e impune normalmente hasta ahora.
 
Un saludo.
Josu Martínez
 
----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
 

Detenidas cuatro personas por simular un accidente de tráfico para estafar a sus aseguradoras

Agentes de la Policía Nacional han detenido a cuatro vecinos de Gijón, tres mujeres y un hombre, acusados de simular un accidente de tráfico entre sus vehículos para estafar a sus respectivas compañías de seguros.
La investigación se inició por la denuncia interpuesta por una de las compañías aseguradoras a la que se le reclamaba el pago de 15.508 euros por los daños ocasionados en un accidente de tráfico, en el que uno de sus vehículos asegurados había colisionado con otro coche.
El montante solicitado correspondía a los daños ocasionados en la carrocería del coche y por las lesiones sufridas por sus tres ocupantes, el conductor, la copiloto y la hija de ambos, menor de edad, que iba en la parte de atrás cuando sufrieron el siniestro.
Según ambas partes, sus coches habían colisionado en un desvío habiendo impactado uno de los turismos contra el lateral del otro por no haber respetado la señalización. El coche que había golpeado al otro iba ocupado por dos mujeres, y el que había sufrido los daños llevaba a bordo una familia, el conductor, su mujer y su hija.
Las declaraciones y el croquis reflejado en el parte amistoso no se correspondían con los daños observados en los vehículos, muy superiores a los reflejados, por lo que la compañía de seguros a la que se le reclamaba la indemnización puso estas supuestas irregularidades en conocimiento de la Policía.
En el transcurso de la investigación se comprobó que los daños sufridos por el vehículo golpeado no se podían corresponder a un solo impacto, sino que debía haber sido embestido en varias ocasiones, ya que presentaba todo el lateral abollado, con los hundimientos de las puertas separados entre sí.
Además, también descubrieron que los ocupantes de ambos coches mantenían relaciones familiares a pesar de que ellos habían declarado no conocerse y no haber tenido ningún tipo de contacto previo.
Los agentes averiguaron que la compañía aseguradora del vehículo que presentaban los desperfectos ya había abonado por el siniestro 4.365 euros y que sus ocupantes reclamaban el pago de 15.508 euros a la compañía del contrario por los daños y las lesiones sufridas.
Comprobado el supuesto fraude, se citó de nuevo a las mujeres que supuestamente habían causado el accidente, quienes reconocieron que había pactado un siniestro con unos familiares con el único objetivo de cobrar de las compañías aseguradoras. Fueron detenidos los ocupantes de ambos vehículos, tres mujeres y un hombre, como supuestos autores de un delito de estafa.

 

viernes, 28 de diciembre de 2018

semana 52


Buenos días, para terminar el año, hoy es un día indicado para tomarse con un poco de humor la situación actual del fraude al seguro, la noticia forma parte del santoral que se celebra hoy, al igual que el medio de comunicación y el periodista. Bromas a parte y aunque en 2019 defraudar al seguro no quite puntos en el carnet, deseo que por lo menos sea un año en el que cada gremio empiece a identificar las malas prácticas que se producen en el entorno de su actividad, que aun siendo una minoría en todos los casos hace que esas minorías identifiquen al resto de forma injusta. Ojalá el 2019 sirva para que esa mayoría de aseguradoras que trabajan con seriedad y rigor identifiquen a esa minoría  que utiliza prácticas abusivas e impositivas a talleres y peritos para obtener los réditos que no pueden conseguir con una gestión sostenible. Que los talleres y carrocerías de reparación que han conseguido en el tiempo mejorar hasta realizar un trabajo de gran calidad y servicio aparten a esos pocos fraudulentos y por supuesto que el colectivo de peritos de seguros continúe trabajando la formación continua, la independencia, la integridad y la objetividad, sin mezclarse con esos pocos que se hacen llamar cumplidores de normas pero en ningún caso son peritos de seguros. Para seguir avanzando en la detección del fraude, sería conveniente identificar las empresas tóxicas y los profesionales deshonestos, en definitiva son el mayor freno al avance en la Lucha Contra el Fraude.
Deseo que tengas un 2019 en el que te valoren tu trabajo, pero sobre todo que consigas ser feliz.

Un saludo.
Josu Martínez



---------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------


EN 2019 DEFRAUDAR AL SEGURO EN EL RAMO DE AUTOMÓVILES SUPONDRÁ LA RETIRADA DE PUNTOS EN EL CARNET


Fuente : Tom Amel Pelo. 28/12/18

A partir del 1 de Julio de 2019, defraudar al seguro en el ramo de automóviles quitará puntos en el carnet.
Además del tratamiento penal fijado hasta ahora por la ley, los fraudes al seguro conllevarán solicitudes de sanciones administrativas por parte de la nueva fiscalía de seguros, cuya creación será aprobada en el próximo consejo de ministros. Las estafas más graves, las que superen los 25.000 euros podrán suponer la retirada de 1 año de carnet. Las más habituales de falsas lesiones se castigarán con 6 puntos menos en el carnet para los reincidentes, según informa Tom Amel Pelo de la gaceta del seguro.



viernes, 21 de diciembre de 2018

Semana 51


Buenos días, nos acercamos al final de año y un repaso a los datos registrados este año sobre el fraude al seguro detectado en 2017 puede ser una buena manera de recordar en que punto nos encontramos. Pues bien, el dato que nunca falla es la importante rentabilidad que obtienen las aseguradoras en investigación de fraude, obteniendo un ahorro de hasta 48 euros por cada euro invertido. El resumen pone al descubierto un mayor aumento del fraude de menor importe, el que generalmente es detectado por el perito de seguros. Este tipo de fraude pequeño convive con los fraudes de alto importe, generalmente correspondiente al denominado fraude profesional, ocasionado por bandas organizadas. Por mi experiencia a lo largo del año 2018 me atrevería a aventurar que el año próximo tendremos en los datos obtenidos un aumento del fraude en 2018.

Aprovecho para desearte que pases unas felices fiestas y si te tienes que poner al volante, recordar que actualmente la mayor causa que mortandad en los siniestros de tráfico son la utilización de dispositivos móviles durante la conducción, por encima del alcohol y las drogas. Tenlo presente y no caigas en la tentación. Al conducir el teléfono al maletero, mientras vayan saliendo a la venta los nuevos móviles con modo conducción.

Un saludo.

Josu Martínez


---------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------


Las aseguradoras recuperan 48 euros por cada euro dedicado a investigar el fraude


‘XXIV Concurso sectorial de detección de fraudes’


Investigar el fraude es rentable para las aseguradoras. Por cada euro invertido en su detección las entidades han logrado un ahorro de 48,10 euros. Este es uno de los datos relevantes del informe ‘El fraude al seguro español. Año 2017’ que acaba de publicar ICEA a partir de los datos aportados por 38 aseguradoras. Estas entidades (tres menos que en la anterior edición) reúnen una cuota de mercado del 54,5% y detectaron 165.959 intentos de estafa el pasado año (frente a las cerca de 180.000 del año 2016).
Si bien UNESPA, que ayer presentó junto a ICEA estos datos a los medios de comunicación, aclara que “esta cifra no corresponde al número total de fraudes ocurridos en España el pasado año, sino estrictamente a los reportados a ICEA por parte de los participantes en el estudio”, sí subraya que “su elevada representatividad permite, no obstante, obtener diversas conclusiones sobre este fenómeno en el país”. El primero, es que estamos ante un delito de una importante magnitud. Cuando un defraudador plantea una reclamación indebida o exagerada lo que hace es tratar de enriquecerse a costa del resto de asegurados. Y esa situación, precisó el responsable ejecutivo de Análisis y Estudios de UNESPA, Miguel Ángel Vázquez, se da una vez cada minuto, y, en conjunto, cada hora esos intentos de fraude equivalen a la suma del sueldo medio de dos trabajadores (50.000 euros).

Sigue aumentando el fraude de pequeño importe

En su intervención ante los medios de comunicación para repasar los datos del informe, Marta Rodríguez Varona, directora de Formación y Recursos Humanos de ICEA, ha incidido en el aumento de los intentos de fraude de pequeño importe (de menos de 500 euros) como viene sucediendo desde comienzo de la década en la última década. En 2017, un 38% de los casos detectados respondía a este perfil. En comparación, en 2011 eran solo el 29%. Esta tendencia denotaría un incremento de los intentos no profesionales de fraude que conviviría con la presencia de redes delictivas perfectamente organizadas para simular siniestros y obtener pingües beneficios (sobre todo en el ramo de Autos).

¿Cuánto invierten las aseguradoras en investigación del fraude?

Según la información recabada entre las entidades participantes en el ‘XXIV Concurso sectorial de detección de fraudes’, la inversión media que hace una aseguradora en la investigación de un fraude es de 54 euros, aunque con una horquilla que se mueve entre los 42,40 de media en Autos, a los 119 de Otros Ramos, pasando por Seguros Personales –46,30 euros– y Diversos –78,30 euros–.
De igual forma, aunque el retorno medio es de 48,10 euros por euro invertido, hay variaciones en función de qué tipo de fraude se analice. Mientras que en los Seguros Personales se evita el pago de 126,90 euros por cada euro dedicado a investigar, en la categoría “Otros” esta cuantía es significativamente menor: 27 euros.

Tipos de fraude: de las reclamaciones desproporcionadas al daño preexistente

El tipo de fraude que se intenta cometer también varía en función del tipo de seguro. En el caso de Autos, el más habitual es el de las reclamaciones desproporcionadas (38,5%), seguido por ocultación de las lesiones o daños preexistentes (19,5%). En Diversos, los casos más habituales suelen ser los siniestros simulados (28,1%), en Seguros Personales, la ocultación de lesiones o daños preexistentes (52,2%) y en “Otros”, las reclamaciones desproporcionadas (46,2%).









viernes, 14 de diciembre de 2018

Semana 50


Buenos días, el pasado año tuve el placer de participar en un reportaje de la revista El Motor del diario El País, en el que analizaban la irrupción de la tecnología en los fraudes al seguro en el ramo de automóviles. Entre otros aspectos se valoraba la incorporación de la digitalización de procesos a la gestión del perito de seguros, como son la fotoperitación y la videoperitación, probablemente este aspecto hubiera dado para un artículo completo en vez de un resumido capítulo que no entró a analizar sus consecuencias. Me permitiré hoy realizar algunas reflexiones y algunas afirmaciones. La tecnología hace mucho tiempo que nos acompaña en la vida personal y profesional y es algo que hay que adecuar a nuestras necesidades, por supuesto que en la actividad del perito de seguros tiene amplios campos en los que aporta mucho y bueno, pero como se suele decir, todo lo que genera la tecnología no siempre es bueno y precisamente en la detección del fraude hay aspectos muy positivos como aplicaciones informáticas Big Data de análisis masivos y otros no tan positivos como son la peritación y la videoperitación. La apuesta, lógica por otra parte, de la digitalización de las aseguradoras parece que hagan dejar de lado el aspecto de la detección de fraude. Esta situación se viene agravada cuando una aseguradora con tal de cumplir los objetivos que se haya marcado en número de intervenciones periciales se conforme solo con eso, sin tener en cuenta como se están haciendo las cosas, de igual manera algunos despachos profesionales de peritos de seguros, con tal de dar el servicio requerido o de apuntarse el tanto de la digitalización del proceso pericial cometan errores y en algunos casos aberraciones. Me estoy refiriendo concretamente al perfil del profesional que realiza la fotoperitación y la videoperitación. Hasta ahora estos procesos telemáticos se ceñían únicamente a la fotoperitación, actividad que permite de alguna medida preservar y ocultar la identidad del profesional que lo realiza y aunque la rumología decía que había aseguradoras encargando fotoperitaciones a tramitadores sin conocimientos sobre la técnica de la pericia aseguradora, ni de la construcción, del automóvil o de la materia sobre la que se dictamine, así como despachos de peritos de seguros en los que las fotoperitaciones las hacían en muchas ocasiones el personal administrativo, pues bien, la irrupción de la videoperitación ha dado luz sobre estos rumores, lamentablemente confirmando los rumores. La videoperitación ya no permite ocultar al profesional que lo realiza, ya que es imprescindible que interactúe con el taller, con el reparador del hogar o con el asegurado. Un reparador de hogar o un taller, sabe cuando un profesional tiene experiencia o es nóvel, solo con verle entrar por la puerta y escuchar como saluda y se presenta, a partir de ahí nos podemos imaginar lo que ocurrirá cuando se ponga uno a dirigir la videoperitación y otro a atenderla desde el bien siniestrado. En muchos casos se cree que la fotoperitación o videoperitación es más apropiado para un perito novel, pues bien, es todo lo contrario, precisamente el no tener los recursos de estar presente, poder mirar, tocar el daño, etc, hace que sea necesario que el perito que actúa en videoperitación tenga una larga experiencia contrastada, así que si por el contrario es un tramitador o un administrativo, “apaga y vámonos”. Que los árboles no les impidan ver el bosque, hablar de servicio no es esto, servicio es la capacidad de cubrir las necesidades del cliente de una forma óptima y que cualquiera realice una fotoperitación o videoperitación no es dar servicio, es todo lo contrario, es engañarse a sí mismo y a los demás. Flaco favor no solo a la detección del fraude, también al sector asegurador y a la profesión de perito de seguros. Seamos serios señores. Que un despacho profesional de peritos ponga a personal administrativo al frente de una peritación o de una videoperitación perjudica gravemente la imagen del sector y que una aseguradora no se preocupe en saber quien hace las fotoperitaciones y videoperitaciones pone de manifiesto que lo único que importa en muchos casos es el número de intervenciones y no de la calidad de las mismas, parece evidente que en unos casos no saben y en otros no quieren saberlo. Muy distinto son los casos en los que la aseguradora pone al alcance del perito de seguros la posibilidad de la videoperitación, a fin que lo utilice o no utilice según lo estime oportuno en cada caso para una correcta resolución del caso. Parece por tanto que la era de la Digitalización ha empezado bastante revuelta, esperemos que se organice de una forma adecuada, por el bien de la detección del fraude, mientras tanto estamos dando pasos atrás.

Un saludo.
Josu Martínez


-------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------


¿Cada vez es más fácil engañar a las compañías de seguros de coche?


Los nuevos modelos de vehículos, más complejos y tecnificados, dificultan el trabajo de las aseguradoras y los peritos.

Los peritos aprenden a valorar los siniestros gracias, en parte, a las pruebas de choque.

Siniestro total: dícese cuando, tras un accidente de tráfico, la reparación de un coche resulta antieconómica (es decir, es más cara la reparación que comprar un coche nuevo del mismo modelo) o técnicamente imposible. El desguace (o un centro de arte contemporáneo) es ya el único destino de ese automóvil. El encargado de decidir cuándo se produce un siniestro total y, en general, de valorar el coste de la indemnización tras cualquier tipo de siniestro, leve o grave, es el perito de automóvil. Entre sus funciones también está investigar y analizar las causas del siniestro, valorar los daños, interpretar la póliza, etcétera. Tiene algo de mecánico, algo de agente de seguros, algo de detective, algo de científico.
El perito es un profesional que tiene que tener un alto conocimiento automovilístico y también saber moverse con soltura en el mundo de las pólizas. Y no solo eso: “Cada vez es más necesario que el perito sea una persona con facilidad de comunicación, don de gentes y capacidad de empatía, ya que tiene que mediar entre los diferentes actores que pueden verse implicados: la aseguradora, el asegurado, el taller, etcétera”, explica Josu Martínez, secretario nacional de la Asociación de Peritos de Seguros y Comisarios de Averías (APCAS), que reúne a cerca de 3.000 profesionales, más de la mitad dedicados al automóvil (otros peritos lo son de incendios y riesgos diversos, de embarcaciones de recreo y otros).

Así, el perito ejerce de punto de unión entre esta constelación de personas e instituciones, cada una con sus intereses particulares. “El perito tiene que tratar de que el resultado sea justo y todos salgan beneficiados”, remacha Martínez.

Valoración

Lo primero que tiene que hacer un perito ante un vehículo siniestrado es identificar exactamente marca y modelo, luego se valoran los daños en carrocería y pintura (los más habituales en los siniestros leves, que son la mayoría) y, si el siniestro ha sido más grave, los daños en la mecánica interna. También es su labor comprobar que el coche no estaba dañado con anterioridad. “Es preciso conocer muy bien el vehículo y datos como la velocidad de impacto, la dirección, la energía liberada, las piezas dañadas, etcétera”, relata Ignacio Juárez, gerente del Centro de Experimentación y Seguridad Vial Mapfre (Cesvimap).
“Se practican técnicas de reconstrucción de accidentes mediante algoritmos y elementos de física y matemáticas. A veces los peritos llegan a participar en procesos judiciales”. Según explica, en España, el coste medio de la reparación no llega a los 1.000 euros. La llamada valoración predictiva es una forma de adelantar la tasación, útil para que la empresa aseguradora reserve provisiones para afrontar la indemnización.
El fraude existe, y ha crecido en los últimos años de crisis. “Hay fraudes profesionales y no profesionales”, explica Martínez. “Se dan casos en los que una persona falsea un siniestro desde cero, en otros casos el siniestro sí ha tenido lugar en la realidad, pero el implicado trata de sacar el máximo rendimiento o intenta que lo pague una póliza que no lo cubre”. Otro de los detectivescos papeles del perito es detectar el fraude, cosa, según explican, nada fácil.

Investigar choques

En Cesvimap cogen automóviles y los estampan contra muros de hormigón de 35 toneladas (ya han analizado más de 1.600 vehículos, 500 de ellos mediante este método). Son los crash test, que también realizan los propios fabricantes. Llevan 34 años investigando en el mundo del automóvil y su modelo de trabajo ya se ha replicado en países como Brasil, Argentina, México, Colombia o Francia.
“Los nuevos modelos de automóviles cada vez son más complejos y tecnológicos, además de desconocidos por las empresas aseguradoras”, dice Juárez. “Nosotros investigamos y generamos conocimiento que luego compartimos de diferentes maneras: artículos, charlas, divulgación, formación”. Hasta celebran concursos (organizados junto con Apcas), como el que se realiza en la feria Motortec: Valoración de Daños en Vehículos. En él los concursantes compiten haciendo valoraciones sobre asuntos como carrocería, pintura, tiempos de reparación o materiales. Quien más se acerque a los valores dados por un profesional, que actúa a modo de jurado, gana.
No existe una formación reglada para ser perito, pero sí diferentes cursos (por ejemplo, en Cesvimap y en el Instituto de Investigación sobre Vehículos Centro Zaragoza, entre otros). La formación continua es esencial dado el rápido avance de la industria.
Muchas veces se trata de una profesión vocacional. “Es una de las salidas que se presentan a las personas interesadas y con conocimientos profundos del mundo del automóvil y es necesaria cierta vocación, porque es una ocupación en la que hay que ser muy diligente, se trabaja a buen ritmo, hay que resolver con rapidez y, en ocasiones, puede generar cierto estrés”, dice Josu Martínez.
Además, los peritos cada vez están más implicados en colaborar con la seguridad vial. “Por ejemplo, nos esforzamos en hacer ver a los conductores los peligros a los que se exponen con un coche que no esté en condiciones, y con la credibilidad de quien no tiene interés en venderte una rueda nueva”, concluye Martínez, que dentro de APCAS es miembro de la Comisión de Seguridad Vial y Movilidad.

Digitalización

Como la gran mayoría de los sectores (sobre todo, por cierto, el de la fabricación de automóviles), el mundo del peritaje también se va digitalizando. Un ejemplo son los productos de la empresa Gt Motive, que nació en A Coruña en 1971, pero ya está presente en España, Francia, Portugal y opera en muchos otros países, especializada en soluciones para la valoración y gestión de siniestros de automóvil. “Nuestra herramienta es algo así como una hoja de datos que favorece el trabajo del perito”, explica Antonio Osuna, director sénior Iberia de GT Motive.
El profesional va introduciendo los diferentes datos y el programa hace los cálculos. “Con estos métodos también se ahorra mucho tiempo y se puede hacer la peritación en el acto, en el propio taller, sin tener que regresar a la oficina y perder unas horas”, explica el director. Otras tendencias en el mundo del peritaje son la fotoperitación y la videoperitación (es decir, mediante fotos o vídeos del vehículo siniestrado), que permiten al perito trabajar a distancia, aunque solo en siniestros leves (en los siniestros más graves siempre va a ser necesaria una peritación presencial).
¿Acabarán las máquinas peritando solas y haciendo obsoleta la profesión del perito de carne y hueso? “Por el momento, en el corto plazo, la inteligencia artificial no permite eso, siempre hace falta un ser humano que revise el proceso, sobre todo a la hora de detectar un fraude”, concluye el experto.

martes, 11 de diciembre de 2018

Semana 49


Buenos días, fraudes como el seleccionado en la noticia de hoy, pueden provocar a su vez otro tipo de fraudes al seguro, como puesta de nuevo en circulación de vehículos siniestrados sin reparar o con reparaciones defectuosas que posteriormente pueden suponer siniestros falsos para reclamar los daños no reparados, participar en siniestros para beneficiar a terceros en daños materiales y/o personales, en falsos robos o cualquier otro tipo de fraude. Y lo más grave e importante incurrir en un grave riesgo para la seguridad vial. Esto nos recuerda a los peritos de seguros que nunca hay que dar nada por hecho y aunque suponga un caso muy poco habitual, es un ejemplo que demuestra la importancia de estar atentos al 100% cuando realizamos una verificación, peritación o cualquier actuación relacionada con la labor de campo del perito de seguros. Como solemos decir en el gremio, la actuación pericial ante el vehículo siniestrado es un momento único que no se puede volver a repetir, los datos que no obtengamos en ese momento no podrán ser obtenidos como en la 1ª actuación.

Un saludo.
Josu Martínez



-----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------


Detenidos dos operarios de una ITV de Alcorcón por inspección fraudulenta


Dos empleados de una estación de ITV, situada en la zona de la carretera de San Martín de Valdeiglesias, en el término municipal de Alcorcón, han sido detenidos acusados de un presunto delito de falsificación de documentación relativa a las inspecciones ordinarias a las que están obligadas los vehículos.

 Fuente : ACTUALIDAD  REDACCIÓN Viernes, 30 de noviembre de 2018

Agentes de la Policía Municipal de un coche patrulla, que realizaba labores de vigilancia de las islas ecológicas de Alcorcón, detectaron, el pasado 20 de noviembre, un furgón de carga que, tras comprobar la placa de matrícula y su situación administrativa, no contaba con ITV ni seguro en vigor, informa la Cadena Ser.

Los agentes siguieron a la furgoneta cuyo destino era una ITV de Alcorcón (Madrid) donde detectaron que el conductor, junto a otro grupo de personas que ya estaban en la instalación, contaban con un trato "distinto" al del resto de clientes situados en los boxes ordinarios del centro de inspección técnica.

Además, verifican que son varios los usuarios que pasan la inspección de manera diferente a los demás. Incluso, en muchas ocasiones, no tienen que introducir el coche o la furgoneta por las líneas de inspección. También se percatan cómo, fuera de caja, existe un intercambio económico entre los trabajadores inspeccionados y los clientes vigilados.

A los efectivos de la Policía Municipal de Alcorcón les llama también la atención que la furgoneta a la que han seguido hasta la ITV cuenta con una vivienda dentro de la zona de carga, algo totalmente prohibido salvo homologación.

Las dudas suscitadas conllevan el apoyo de nuevos vehículos patrulla que vigilan lo que allí está pasando, según la información de la Cadena Ser. Una vez dentro de la estación, descubren que los operarios realizan inspecciones favorables a vehículos que no lo son, facilitando el trámite a los propietarios implicados que, en otros centros, no contarían con la aceptación de la prueba de certificación ITV.