jueves, 21 de junio de 2018

Semana 25


Buenos días, la noticia seleccionada hoy es antigua, del 2014, pero los hechos lejos de ser antiguos son de total actualidad. Un alarmante caso de estafa al seguro con 61 personas detenidas nos hizo pensar cuantos fraudes cometerían hasta llegar a ser detenidos. Surgen en ese momento obligadas preguntas al respecto. Una de ellas es cuantos de los probablemente cientos de fraudes cometidos fueron detectados, cuántos de los detectados acabaron en el juzgado y en cuantos de los que acabaron en el juzgado hubo condenados. No creo equivocarme si el resultado final es de 0. Lo cual evidenciaba un grave fallo en los sistemas establecidos en la Lucha Contra el Fraude. Han pasado 4 años y en vez de solventar el problema, este ha ido creciendo. Ahora esta situación de organización de estafa para cobrar falsas lesiones a las aseguradoras ya no se da solo en Murcia, se da en todas las provincias de España y continúa aumentando. Los métodos casi siempre similares, incluso perfeccionados, ya no se provocan los siniestros en rotondas, ahora se siniestran los vehículos intencionadamente, lo cual dificulta en mayor medida la detección. Lugares apartados y poco frecuentes, vehículos adquiridos a bajo coste por ser antiguos o con averías, a poder ser sin airbag, vehículos de alquiler, vehículos ya siniestrados de desguace. Gran número de intervinientes que van cambiando de vehículos y aseguradoras. Esta es la situación actual con cada vez más participantes en este tipo de estafa al seguro, mientras tanto continuamos sin juicios ni condenados y si te descuidas ya hasta sin detenidos. Pero eso sí, las estafas cada vez más numerosas.

Un saludo
Josu Martínez.


--------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------


Sesenta y un detenidos por estafa al simular accidentes de tráfico


Fuente: Murcia, 6 agosto (EFE).- Agentes de la Policía Nacional han detenido en Murcia a 61 personas por su presunta participación en una trama dedicada a estafar a compañías aseguradoras, simulando accidentes de tráfico, según han informado fuentes de este cuerpo
La investigación se inició a principios de este año, al incrementarse el número de reclamaciones a compañías aseguradoras por accidentes de tráfico, lo que provocó que los agentes analizaran la documentación de algunos de estos siniestros y comprobaran que gran parte de ellos simulaban siniestros que no habían ocurrido.

Al parecer, para provocar los desperfectos en los coches los responsables de la trama quedaban con los interesados en lugares discretos, sin cámaras de seguridad ni testigos, y utilizando vehículos ya dañados o muy viejos causaban los golpes.
Según las fuentes, los cabecillas se encargaban de localizar a los interesados, facilitarles la documentación falsa necesaria derivada de supuestas atenciones médicas recibidas, así como de tramitar la obtención de las indemnizaciones, por lo que cobraban el 50% de dicha compensación.
Además, los propios responsables de la trama y su entorno familiar habían declarado en numerosos accidentes, por los que habían cobrado ya cuantiosas indemnizaciones.

Para eludir posibles investigaciones, los responsables de la trama cambiaban con frecuencia las compañías aseguradoras de los vehículos que utilizaban en los falsos siniestros, usaban coches de alquiler con seguros a todo riesgo o pagaban pequeñas cantidades a otras personas con carné de conducir para que declararan ser los conductores.

Los detenidos son de nacionalidad española (52), ecuatoriana (4), colombiana (2), rumana (1), lituana (1) y paraguaya (1), han indicado las fuentes, que han señalado que, además, se practicaron dos registros en los domicilios de los principales responsables, dos hombres de nacionalidad española.
En base a la documentación intervenida y a otros datos obtenidos en las investigaciones, se considera que esta red podría ser responsable de al menos 400 reclamaciones fraudulentas de siniestros, y se les imputan delitos de falsedad documental y estafa.

Los dos principales investigados han sido puestos a disposición del Juzgado de Instrucción Número Cinco de Molina de Segura y el resto está en libertad a disposición de la autoridad judicial.

jueves, 14 de junio de 2018

Semana 24


Buenos días, es habitual que recordemos periódicamente el denominado fraude interno, se trata de un fraude dañino para el sector asegurador primero porque vulnera la confianza que depositan las empresas aseguradoras en empleados y colaboradores y segundo porque no suele ser esporádico, sino que hasta que se descubre suele ser mantenido en el tiempo y aunque se traten de casos de cuantías no muy elevadas, la repetición en el número de casos hace que acaben siendo elevadas cantidades. Hoy repescamos una noticia de hace bastantes años pero que nos sirve para darnos cuenta del tipo de fraudes que se pueden orquestar desde la ventaja de ser conocedor del funcionamiento de una aseguradora y por tanto analizar los aspectos más vulnerables que las aseguradoras presentan en materia de prevención.

Un saludo
Josu Martínez.


---------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------


Detención de los propietarios de una correduría de Ciempozuelos por presunta estafa a varias aseguradoras


Han sido detenidas también otras cinco personas como presuntos cómplices 

Según se ha informado este pasado sábado, agentes del Grupo II de la Brigada Local de Policía Judicial de la Comisaría de Aranjuez, perteneciente a la Jefatura Superior de Policía de Madrid, han detenido a dos corredores de seguros y a cinco de sus cómplices por estafar, presuntamente, más de 40.000 euros a diversas compañías aseguradoras. Con edades comprendidas entre los 34 y los 48 años, los arrestados formaban un entramado de amigos y familiares que cooperaban juntos al objeto de, presuntamente, engañar a las aseguradoras mediante falsos accidentes de circulación y robos simulados. Se les imputan al menos diez delitos de estafa, seis de falsificación de documento y cuatro de simulación de delito.
De acuerdo a la información facilitada, dos de los detenidos eran propietarios de una correduría en Ciempozuelos, "lo que les permitía conocer perfectamente el funcionamiento interno de las aseguradoras, así como los trámites a seguir para lograr las correspondientes indemnizaciones. Además, no dudaban en utilizar las pólizas de alguno de sus clientes para simular falsamente su firma y dar partes fraudulentos en su nombre por accidentes de circulación que nunca se habían sucedido. Con ello cobraron importantes sumas de dinero, que en ocasiones superaron los 9.000 euros".

Denuncia falsa de robo con violencia

De hecho, las investigaciones se iniciaron cuando los agentes tuvieron conocimiento de que uno de los cabecillas de la trama, J.R.C, había interpuesto una denuncia en la Comisaría de Aranjuez, donde denunciaba falsamente haber sido víctima de un robo con violencia. A partir de ahí, los investigadores descubrieron que él mismo había interpuesto en menos de cuatro años más de 8 denuncias por robo, ya fuese en  interior de vehículo como con intimidación. Estas últimas siempre se sucedían de igual forma, con un arma blanca o punzón y relatando el detenido idénticas situaciones. También constataron que éste, junto con el otro detenido, A.T.B, figuraban en distintas bases de datos de aseguradoras como protagonistas de multitud de accidentes y confirmaron cómo vehículos que inicialmente habían quedado siniestros, eran vendidos tras recibir las indemnizaciones, para después contratar por el mismo vehículo nuevas pólizas en otras compañías pero a nombre de otro titular y así simular otro accidente y cobrar una nueva indemnización. Además, los detenidos no dudaban en utilizar las pólizas de clientes sin su consentimiento para falsificar su firma en los partes y simular su intervención en accidentes que estas mismas personas reconocieron a los agentes que nunca se habían sucedido. Entre las indemnizaciones reclamadas llegaron a percibir más de 9.000 euros por daños o 6.000 euros por unas supuestas lesiones.
Los agentes también determinaron que entre los detenidos y sus cómplices se habían establecido una "cadena de favores" o "accidentes de favor", ya que muchos de los implicados manifestaron a los agentes haber cedido sus datos y pólizas a los detenidos para que los usaran en las estafas a las aseguradoras únicamente para hacerles un favor. Además, averiguaron que había acuerdos implícitos con al menos tres talleres mecánicos, ya que algunas de las compensaciones se otorgaban por siniestros, pero otras contaban con la complicidad de dichos talleres que simulaban la reparación de unos falsos daños 



jueves, 7 de junio de 2018

Semana 23


Buenos días, en ocasiones repasamos la actualidad de la lucha contra el fraude en EEUU, donde el fraude al seguro es desde hace décadas un objetivo de millones de estafadores. Hoy publicamos un artículo donde las instituciones que luchan contra el fraude nos dan sus respuestas a una pregunta que se hacen muchos estadounidenses. Puedes comparar su situación con la de España y aunque salvando las distancias, podemos observar que los problemas son los mismos, pero no así las soluciones. Una diferencia muy clara es la unidad que existe en EEUU, social, política, económica y jurídica. Fiscalías especializadas, policías con preparación para este tipo de delitos, instituciones con métodos de actuación definidos, organizaciones de aseguradoras trabajando conjuntamente y sobre todo Coaliciones integradas por empresas con distintas actividades, trabajando conjuntamente en la lucha contra el fraude, como la Coalition Against Insurance Fraud, de la que hablaremos en próximas semanas.

Un saludo
Josu Martínez.


---------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------


EL FRAUDE EN EEUU:¿Por qué es el fraude tan grande?



A veces las aseguradoras acceden. La mayoría de las compañías de seguro toman medidas firmes contra el fraude, pero algunas lo fomentan inadvertidamente cuando pagan con demasiada facilidad las reclamaciones sospechosas. Estas compañías creen que es más barato pagar reclamaciones pequeñas aunque sospechosas que pelearlas ante los tribunales. Un arreglo rápido puede también evitar demandas multimillonarias por mala fe.

El sistema de salud es un blanco fácil. El sistema de salud de Estados Unidos es inmenso y vulnerable. La enorme cantidad de pacientes y tratamientos sumados a la complejidad de la facturación atrae estafadores con la habilidad de robarle a nuestro excesivamente ocupado sistema de atención de la salud. También la presión para controlar costos anima a muchos médicos o establecimientos de salud a hacer trampas para recuperar pérdidas de ganancias o cumplir con rigurosas cuotas de tratamientos.

Los inmigrantes son vulnerables. Los grandes y crecientes grupos de inmigrantes en Estados Unidos son considerados un blanco fácil para los estafadores de seguros. Las comunidades asiáticas e hispanas, por ejemplo, denuncian una gran cantidad de fraudes porque los estafadores se aprovechan de la confianza de los inmigrantes, su falta de facilidad con el idioma inglés y su ignorancia del sistema de seguro.

Delito de bajo riesgo. Los que hacen trampa a las compañías de seguro consideran que el fraude es un juego de poco riesgo y grandes recompensas, y mucho más seguro que el tráfico de drogas o el robo a mano armada. Considere lo siguiente:

-          Seis estados no tienen aún leyes específicas sobre el fraude de seguro, y así desaniman a muchos fiscales de llevar adelante estos casos difíciles.
-          Los tribunales se están poniendo más firmes con los estafadores que son declarados culpables pero con frecuencia las sentencias de reclusión son cortas, ya que las cárceles están superpobladas y prefieren reservar espacios para personas condenadas por delitos de mayor violencia.
-          Las sociedades profesionales que supervisan a médicos y abogados con frecuencia son reacias a aplicarle castigos a sus colegas que reciben un fallo de culpabilidad por fraude de seguro.
Poca prioridad legal. Los fiscales por lo general le dan prioridad a la lucha contra las drogas, la violencia y otros delitos de notoriedad. Aunque en la actualidad están manejando más casos que a principios de la década del 90, hay muchos que todavía creen que los delitos contra seguros, con frecuencia, son muy complejos y técnicos como para procesarlos exitosamente.



El fraude se tolera. Demasiados consumidores creen que el fraude de seguro está justificado. Este clima de tolerancia facilita mucho la operación segura de los estafadores. La Coalition Against Insurance Fraud revela que:
        -            Dos de cada tres norteamericanos toleran hasta cierto punto el fraude de seguro.
          -             Dos de cada cinco norteamericanos desean que los estafadores de seguro reciban poco o ningún castigo; culpan al sector de seguros por los problemas de fraude que sufre porque lo consideran injusto.



viernes, 1 de junio de 2018

Semana 22


Buenos días, una semana más nos encontramos con una desarticulación de una banda organizada para el robo de automóviles y su posterior venta por piezas a través de Internet. Es importante que cuando se producen reparaciones con recambio verde, peritos de seguros y aseguradoras realicen un control del origen del recambio y que ni siquiera en estos casos se deje sin verificar su origen, a pesar de que como en este caso la trama había constituido una empresa de forma legal para la venta de recambios, lo cual también hace que propongamos también un mayor control por parte de las autoridades de la distribución de recambios por Internet.

Un saludo
Josu Martínez.


---------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------


La Policía detiene a 13 personas por robar vehículos y vender sus piezas por Internet


Fuente : Actualidad




Agentes de la Policía Nacional han desarticulado una organización, asentada en las provincias de Madrid y Guadalajara, que sustraía vehículos y los vendía por piezas a través de una empresa de venta de recambios. Llevaban los automóviles robados a naves clandestinas para despiezarlos y, posteriormente, transportaban las piezas en furgonetas de alquiler a diferentes provincias de España, así como a Polonia y Portugal.

A través de múltiples anuncios en la página web de la compañía, ofertaban piezas de vehículos con menos de dos años de antigüedad. Según informa la Policía en un comunicado, han sido detenidas 13 personas y se han llevado a cabo nueve registros, en los que se han recuperado 60 vehículos sustraídos e intervenido inhibidores, ganzúas y placas de matrícula, entre otros efectos.

La investigación se inició el pasado mes de septiembre a raíz de la denuncia de la sustracción de un vehículo que contaba con un dispositivo de localización GPS, lo que permitió a los agentes averiguar que el automóvil se encontraba en una zona industrial de la localidad madrileña de Alcalá de Henares. A partir de aquí, los agentes establecieron un dispositivo de vigilancia en las inmediaciones del lugar, que permitió interceptar a dos personas en el momento en que pretendían acceder a la nave.

En el registro de la nave, los policías encontraron gran cantidad de piezas de vehículos cortadas y despiezadas, de lo que se desprendía que esa nave era utilizada para modificar y “maquillar” números de bastidor, así como para cortar y despiezar los vehículos sustraídos para extraer las piezas de más valor. En el momento de la detención, los dos individuos portaban 7.000 euros en efectivo procedentes de la venta de un vehículo, así como documentación para falsificar el vehículo que se encontraba en el interior.


Los investigadores, ante la sospecha de que los detenidos pudieran formar parte de un grupo criminal más amplio, iniciaron una investigación sobre ellos que les llevó a confirmar sus sospechas. Verificaron que formaban parte de una organización especializada en la sustracción de vehículos para su posterior venta por piezas a través de una empresa constituida legalmente, dedicada a la venta de recambios.

En el transcurso de la investigación, los agentes averiguaron que el grupo criminal, compuesto principalmente por ciudadanos polacos y españoles, estaba asentado en las provincias de Madrid y Guadalajara y contaba con una estructura sólida. Así, para la empresa de recambios trabajaban dos grupos de ladrones de coches. Uno de ellos estaba especializado en el robo de vehículos de una conocida marca de automóviles. Tras falsificar los elementos de identificación eran trasladados fuera de España a través de conductores de la organización.

El segundo grupo se dedicaba al robo de vehículos de diferentes marcas, que eran despiezados posteriormente en naves clandestinas ubicadas en las provincias de Madrid y Guadalajara. Las piezas eran transportadas en furgonetas de alquiler desde las naves a diferentes provincias de España, así como también a Polonia y Portugal.

Los responsables de la organización contaban con una empresa con apariencia legal, especializada en la venta de recambios, a través de la cual llevaban a cabo la venta de las piezas. Para ello, incluían todo tipo de anuncios en su página web en los que ofertaban piezas de vehículos con menos de dos años de antigüedad.