jueves, 28 de noviembre de 2019

Semana 48


Buenos días, la noticia que hoy hemos seleccionado, publicada la semana pasada, tiene diversos aspectos que considero interesante destacar y comentar. A falta de aclarar algunas dudas sobre la noticia, como el modo temporal del aseguramiento del vehículo, se trata de un método de fraude que ya se ha dado en otros lugares, por lo que habrá que prestar atención si comienza a ser un sistema que se implante en un futuro. Se basa en la suplantación de identidad para asegurar un vehículo, falseando los datos de contacto de dicha persona para que no contacten con ella cuando se declare el siniestro en la aseguradora. Con este método el estafador podría repetir la operación sin tener que facilitar siempre su identidad, evitando por tanto su detección. Los estafadores por tanto ya han conseguido asegurar un vehículo a nombre de otra persona, pero facilitando sus datos de contacto por lo que ya tienen el control de la situación. Ahora viene el momento de dar parte a las aseguradoras y peritar los daños, para que posteriormente los ocupantes falsamente lesionados puedan reclamar las lesiones y aquí es cuando los profesionales contratados con la aseguradora hacen su trabajo, un perito alerta sobre la incompatibilidad de los daños de los vehículos y un detective esclarece la trama. Pero la aseguradora denuncia los hechos y los miembros de la policía que investigan el caso, hacen el resto, el siniestro nunca había ocurrido, lo que demuestra que el perito estaba en lo cierto cuando dictaminaba en su informe la incompatibilidad de daños, lo que resulto vital para detectar el fraude.

Este caso es un claro ejemplo de la secuencia más efectiva en la lucha contra el fraude en las estafas por falsas lesiones de tráfico: Tramitador especializado- perito de seguros de automóviles- detective privado- denuncia de la aseguradora- investigación policial.



Un saludo.

Josu Martínez

---------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

 

Tres miembros de una familia detenidos por intentar estafar al seguro



Tres miembros de una misma familia de Melilla, dos de ellos con antecedentes, han sido detenidos por un presunto delito de estafa y otro de usurpación de estado civil, ya que se les acusa de haber contratado un seguro de vehículo a nombre de una persona sin su conocimiento, quien, suplantada, asumía toda la culpabilidad del siniestro.




Fuente: Melilla Hoy


La Jefatura Superior de Policía de Melilla ha informado de que la investigación comenzó después de que uno de los detenidos presentara en su compañía aseguradora del vehículo un parte amistoso de accidente por la colisión frontal de su vehículo con otro, asumiendo toda la culpabilidad y aceptando el convenio.

A la aseguradora no le cuadraba la versión de los hechos manifestados de común acuerdo por ambas partes, pues el detalle de los daños producidos en ambos coches era incompatible, por lo que contrató a un detective privado para que investigara el caso.

Fue así como la aseguradora pudo localizar, y después constatar, que la titular del seguro que asumía la culpa nunca había contratado el mismo ni tenía nada que ver con el vehículo asegurado, por lo que interpuso una denuncia en la Jefatura Superior de Policía de Melilla.

La Unidad de Delincuencia Especializada y Violenta (UDEV) se hizo cargo de la investigación, para la que ya tenía la denuncia de la perjudicada e identificada la beneficiaria del seguro, pero no al resto de las personas implicadas.

La forma de actuación de estos delincuentes era contratar temporalmente, solo por un periodo de diez días, un seguro de vehículo a nombre de una persona sin su conocimiento, valiéndose de documentos falsos, o auténticos obtenidos de forma fraudulenta.

Para ello, facilitaba datos personales falsos o inexistentes para que la aseguradora nunca pudiera contactar con la titular real del seguro, quien, suplantada, asumía toda la culpabilidad del siniestro.

La beneficiaria del seguro reclamaba el arreglo de los costosos daños que presentaba su vehículo, quien posteriormente podría reclamar también indemnizaciones por supuestas lesiones físicas producidas por un accidente de tráfico que nunca ocurrió.

La UDEV pudo constatar que el siniestro declarado no existió, que los datos de identidad de la perjudicada fueron utilizados sin su consentimiento para contratar un seguro a su nombre, confeccionar un parte amistoso viciado, que se remitió a la compañía aseguradora con la intención de lucrarse.

Fruto de las investigaciones se determinó que coautores de los hechos fueron el hijo y el yerno de la beneficiaria, quienes realizaron actos necesarios para la consumación de la estafa.

Los tres fueron detenidos el pasado martes por un presunto delito de estafa y otro de usurpación de estado civil.

A los dos varones les consta una detención anterior a cada uno.

No hay comentarios:

Publicar un comentario