jueves, 17 de octubre de 2019

Semana 42


Buenos días, esta semana hemos seleccionado una noticia de este verano en un punto caliente en lo que a fraude al seguro se refiere como es Murcia. Últimamente la pregunta que vengo haciendo con este tipo de fraude de falso daño corporal es, ¿qué pasa con los profesionales que rodean y dan cobertura técnica a los estafadores? En este caso tenemos a uno de los condenados que finge un atropello y para dar credibilidad acude un servicio de urgencia de una clínica y una vez conseguido un informe médico, acude a una clínica de fisioterapia para recibir sesiones de rehabilitación. ¿Y me pregunto, inocente de mí, tras quedar probado en la sentencia que el atropello era fingido, no hay ni jueces, ni fiscales, ni nadie que pida explicaciones al médico de urgencia que emite un parte de lesiones? ¿En el supuesto que si quiera haya acudido al centro de rehabilitación, que lesiones han tratado los fisioterapeutas? Todos estos profesionales cobran por un trabajo que no realizan y a su vez son conscientes que están ayudando a cometer una estafa. Pues bien, hoy tenemos un capítulo más del GRAN NEGOCIO DE LA SALUD ¡! Uno de los principales problemas de la Lucha Contra el Fraude al seguro.


Un saludo.

Josu Martínez

-------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------


Condenadas 13 personas por fingir accidentes de tráfico para cobrar el seguro

En uno de los hechos fingieron un atropello en una calle de Molina de Segura

Fuente: Noticias de Murcia


La Audiencia Provincial de Murcia ha condenado a penas de prisión y multa a trece acusados, tres de ellos, mujeres, que en el acto del juicio reconocieron haber simulado la existencia de accidentes de tráfico para intentar así estafar a las compañías aseguradoras.

La sentencia, a la que ha tenido acceso Efe, condena a cada uno de ellos a penas que no superan los seis meses de cárcel y multas de distintas cuantías, según los casos, por un delito de estafa en grado de tentativa y un delito de falsedad.

El tribunal los condena igualmente a pagar indemnizaciones que suman casi 6.200 euros a tres compañías aseguradoras.

El relato de hechos probados, reconocidos por los acusados, señala que los mismos se produjeron en los años 2012 y 2013, cuando varios de los acusados pusieron en marcha la idea de lucrarse ilícitamente a costa de las compañías aseguradoras.

Para ello, añade la Audiencia Provincial de Murcia, simularon la producción de accidentes de tráfico entre vehículos, para lo cual redactaron los documentos idóneos para llevar a engaño a las mismas.

De este modo perseguían la consecución de indemnizaciones por daños personales y materiales que realmente no se habían producido.

Uno de los hechos fue cometido en marzo de 2012, cuando dos de los denunciados se concertaron para simular que el vehículo de uno de ellos había atropellado al otro cuando realizó una maniobra marcha atrás y lo habría arrollado cuando transitaba por una calle de Molina de Segura (Murcia) como peatón.

Para otorgar mayor credibilidad a su ilícito plan, este último acudió a un servicio de urgencias y manifestó que las lesiones que aseguraba sufría se habían producido en el accidente y, además, se dirigió después a una clínica de fisioterapia, donde recibió sesiones de rehabilitación.

No hay comentarios:

Publicar un comentario